martes, 1 de junio de 2010

NADIA COMANECI: El primer 10 de la historia

Seguramente, en casi todos los casos, los niños prodigio tienen una total (o muy alta) dedicación a su especialidad.

Hoy hablamos de Nadia Comaneci, indudablemente la gimasta más conocida de la historia.



Esta niña prodigio rumana, consiguió su primer triunfo a nivel internacional con sólo 13 años, ganando varias medallas de oro en los campeonatos de Europa.


Su gran salto a la fama fue en las los Juegos Olímipicos de Montreal, en el año 1.976, dónde, con solamente 14 años consiguió una actuación perfecta, consiguiendo el primer 10,00 de la historia en las barras paralelas. Ese mismo año, AP (Associated Press) eligió a Nadia Comaneci Atleta del Año.





Nadia Comaneci participó en 2 JJOO, consiguiendo un total de 9 medallas, 5 de las cuales fueron de oro. Tras conseguir tanta fama se retiró de la alta competición. Su última aparición en un torneo mayor fue en el Campeonato Mundial Universitario, que se celebró en Bucarest, en el año 1.981. Hubo acusaciones de parcialidad contra los jueces, pues (casualmente) la mitad de ellos eran rumanos, igual que Nadia Comaneci. Las malas lenguas aseguran que este fue el motivo por el cual dejó la alta competición.


Son muchos los casos de niños prodigio (en el mundo del deporte) que tienen una dedicación exclusiva al deporte que practican. Tal vez se deba a la codicia de los padres, tal vez no. Pero… ¿se considera explotación infantil? ¿Es ético profesionalizar a los niños? ¿Podría considerarse explotación infantil? Y lo peor de todo… ¿son niños prodigio o mercancías?


Actualmente, Nadia es vicepresidenta del Consejo de Dirección de Olimpíadas Especiales, Presidenta de Honor de la Federación Rumana de Gimnasia, Presidenta Honorífica del Comité Olímpico Rumano, Embajadora de Deportes de Rumania, vicepresidenta del consejo de Dirección de la Asociación para la Distrofia Muscular y miembro de la Fundación de la Federación Internacional de Gimnasia.


A finales del año 2.003, Nadia Comaneci publicó su primer libro “Cartas a una gimnasta joven”. Y en febrero de 2.006 (tras más de diez años de matrimonio) anunció que estaba embarazada y que tendría su primero hijo, al que llamaría (y de hecho se llama) Dylan Paul (Dylan por Bob Dylan, y Paul por su ex entrador Paul Ziert).


Desde los JJOO de Atenas 2.004, Nadia Comaneci es comentarista en el equipo de la cadenta de TV de México como parte de la cobertura especial.


Y volviendo al tema que nos interesa, recientemente se publicó un documental en el que Nadia confiesa que tuvo un pasado muy triste, pues muchas personas abusaron de ella con la condición de seguir apoyando en su carrera como gimnasta profesional (puede que las malas lenguas tengan razón).


El debate está abierto. Niños prodigio: ¿estrellas o estrellados? Lo único que está claro es que para los niños prodigio el éxito es algo difícil de digerir.

Eva

2 comentarios:

  1. Me parece genial que hables sobre una estrella rumana, mucha gente tiene olvidado nuestro gran país!!

    ResponderEliminar
  2. A ver cuando actualizamos Carreño....

    ResponderEliminar